Marans Francesa Hay 2 productos.

Mostrando 1 - 2 de 2 artículos
Marans Francesa

Origen

La Marans es una raza de gallina francesa que fue desarrollada en la ciudad de Marans, situada unos pocos kilómetros al norte de la ciudad de La Rochelle.

Debido a la histórica influencia de marineros ingleses en la zona, se dice que alrededor del siglo XII éstos organizaban peleas de gallos, en ocasiones regalándolos a los comerciantes locales. Es por esto que la gallina de los huevos color chocolate es el resultado del cruce entre Combatiente inglés y gallinas más pesadas de huevo oscuro como la Langshan y la Conchinchina.

Esta raza, rápidamente se hizo muy popular debido al color chocolate de sus huevos y pronto fue introducida en Reino Unido por los propios marineros.

Características

La Marans se considera una gallina de raza pesada, son excelentes gallinas de engorde (tanto las gallinas como los gallos) y además alcanzan una puesta anual que ronda los 200 huevos. Éstas dos características la convierten en una gallina de doble propósito en las que las hembras adultas oscilan entre 2,7 y 3,2 kilos y los machos llegan a pesar más de 4 kilos. La carne de la Marans es especialmente apreciada por su gran sabor y por su suave textura.

También son gallinas especialmente resistentes a enfermedades, y además tienen un carácter muy pacífico y sociable.

Huevo

Respecto al huevo, su principal característica es el color de la cáscara. Son los huevos de color más oscuros de gallina que existen, por lo general de color chocolate. En casos muy excepcionales pueden llegar a acercarse al negro.

Este marrón intenso es originado por un exceso de pigmentación y también debido a que el tejido del oviducto se llena de un líquido colorante producido por animal, esta capa se seca rápidamente y proporciona ese color tan característico de la Marans.

Estos huevos suelen rondar entre los 65 y 80 gramos y son ligeramente más ricos en proteína que el resto de huevos. Comienzan su puesta a partir de los 6 meses de edad.

Comportamiento

Las Marans están consideradas como gallinas dóciles y sociables, son animales pacíficos y no vuelan alto, por lo que son ideales para tener en el jardín de casa. No suelen tener enfrentamientos entre ellas debido a que se comportan de un modo jerárquico. Su orden jerárquico va desde los gallos, pasando por la gallina dominante, el resto de gallinas y los pollitos más jóvenes.

Además de su carácter noble, son unas excelentes madres, que incuban a sus pollitos y los crían con bastante facilidad. Esto es un gran punto a favor de esta gallina para los que quieran criar pollitos de forma natural.